LA NUEVA LITERATURA

En el Foro Rius, bautizado así en honor del monero Eduardo del Río fallecido el 8 de agosto pasado, el ilustrador gallego Federico Fernández y el también artista visual madrileño (Alfredo Carlos) Saeta Hernando participaron el viernes 1 de diciembre en la charla #LeemosCómics, como parte de las actividades del programa de la primera edición del Salón del Cómic y la Novela Gráfica.

En el marco de la 31 Feria Internacional del Libro de Guadalajara que culminó el domingo 3, los dibujantes explicaron que en la historieta existe una libertad muy amplia para cada proyecto, donde uno se puede arriesgar a experimentar. Y para poner un ejemplo citaron a su compatriota español Sergio Sánchez García, creador de un tebeo titulado Tres caminos, el cual se basa en la narración gráfica de varias historias a la par sin la necesidad de usar diálogos.

De acuerdo a la reseña elaborada por la oficina de prensa de la FIL (https://fil.com.mx/prensa/boletin.asp?ids=2&id=2298), Saeta afirmó que los historietistas: “Tenemos esa ventaja frente al cine, que nos impone un ritmo narrativo porque somos espectadores pasivos”, para luego señalar que la industria cinematográfica intenta apropiarse de los recursos del cómic para hacer sus producciones más atractivas visualmente.

Sin embargo, para el creador de viñetas muchas veces es difícil la tarea de controlar el tiempo para que el lector logre seguir la historia que se busca relatar, de ahí la importancia de lograr una gran imagen para contar las ideas contenidas en el guion de las historietas, coincidieron los ponentes.

“El siglo XXI es el siglo de la imagen y, dentro del siglo de la imagen, el cómic o la narración secuencial tiene una ganancia absoluta”, resaltó Saeta Hernando al reflexionar sobre la incursión de la caricatura en los medios de comunicación y su incursión, desde hace varios años, en el periodismo.

Fernández mostró a la audiencia parte de su obra en un video ilustrado con sus dibujos. Los espectadores observaron un submarino con forma de ballena que navegaba por las profundidades del océano mientras las personas que tripulan la nave realizan cientos de actividades en los diferentes compartimientos. Por su parte, Hernando mostró su primer trabajo infantil editado en México, titulado Juan Silbador en la copa del pino.

Los dibujantes, finalmente, compartieron con los asistentes algunos consejos para aquellos que estén interesados en incursionar en el mundo de las viñetas, como crear una editorial en el modelo de la autogestión, y otras recomendaciones en materia de digitalización. Con todo, su mejor consejo fue: nunca dejar de trabajar.

LOS HIJOS DE LA CATRINA: 

El Salón del Cómic y la Novela Gráfica, como otros eventos desarrollados en el marco de la Feria tales como el Encuentro Internacional de Caricatura e Historieta y el Homenaje La Catrina al que desde hace muchos años convoca la FIL de Guadalajara, buscan todos fomentar, por un lado, el desarrollo de la caricatura y, por otro, el acercamiento del público con el arte secuencial.

Al inaugurarlo el jueves, la directora de la FIL, Marisol Schulz Manaut, señaló que tener un espacio específico para las viñetas era una asignatura pendiente de la Feria, señala la reseña de la oficina de prensa (https://fil.com.mx/prensa/boletin.asp?ids=2&id=2290).

Compuesto por 27 stands a lo largo de 306 metros cuadrados, el Salón del Cómic y la Novela Gráfica fue ubicado en el Área Internacional de la FIL.

En ese lugar se pudo ver la oferta de editoriales y artistas de Argentina, Colombia, Chile, Ecuador, España y México. De igual forma se contó con el espacio colectivo #LeemosCómics, donde 32 autores ofrecieron su material y un set de medios para tener contacto con los dibujantes.

El primer día del Salón, por ejemplo, hubo una entrevista con el productor y director de cine mexicano Armando Casas, quien charló con el escritor Mariño González.

Casas destacó la importancia de la historieta en México y el resto del mundo, de la cual, declaró, siempre quiso formar parte. Mencionó el significativo trabajo que han realizado figuras como Art Spiegelman, El Fisgón, Naranjo, Magú, Antonio Helguera, Gabriel Vargas, entre otros. Y señaló: “Estudiar la historia a través de la caricatura nos hace tener una perspectiva más aguda”.

RIUS PARA PRINCIPIANTES:

 El cineasta no dejó pasar la oportunidad para hablar sobre Eduardo del Río, a quien atribuyó una gran influencia política, social y religiosa para la formación de varias generaciones en el país: “Rius enseñó a la población valiéndose de la historieta, de diversos temas que no se trataban y no se conocían”.

Por medio de trabajos como Rogelio Naranjo, el caricaturista y su tiempo (2011), De oficio monero (2005) y Un país de caricatura (2000), Armando Casas ha documentado parte de la historia de la caricatura en México, tema que seguirá manejando el próximo documental dedicado a Gabriel Vargas y en otro acerca del cartón en tiempos de Benito Juárez.

Como parte del programa de actividades, el sábado 2 de diciembre (a las 20:00 horas) se proyectó al aire libre en la Rambla Cataluña el documental Rius para principiantes que fue producido por TV UNAM, canal que dirige el mismo realizador del mediometraje, Armando Casas.

Mi correo electrónico: carvajalberber@gmail.com. Esta columna también se puede leer en el sitio web carvajalberber.com y sus redes sociales.

Comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *