¿Echar la culpa a un aficionado al Cruz Azul de las deficiencias de Loros?

+ Cayeron 1-2 en su juego ante los de Oaxaca; al final, un hincha celeste que fue increpado a su llegada por portar el jersey de Cruz Azul, fue tundido a golpes por seudo aficionados del cuadro colimense.

Los Loros de la Universidad de Colima dieron la mala nota de la jornada 3 en el Ascenso MX; cayeron 1-2 después de empezar ganando en casa ante Alebrijes de Oaxaca, para rematar con un gesto indignante de un grupo de seudo aficionados colimenses, quienes agredieron a golpes a un joven que llegó al estadio portando el jersey del Cruz Azul, culpándolo de la derrota.

Diferencias abismales, de inicio, no había entre los dos equipos. Alebrijes tejía más, aunque era el local el que, envalentonado, tenía ya dos opciones de generar peligro al minuto 3. Arcadio García trajo hasta el minuto 10 el conejo bajo la chistera; marcaba los tiempos del ataque y era mediante sus pies cómo el conjunto local encontraba las formas de llegar al arco. 

Antes del primer tercio de la primera mitad, Aguiñaga aprovechó una jugada a balón detenido para colocar la ventaja de 1-0 para los locales; Loros se quitaba así la presión de responder ante su público, ávido de saborear los goles que habían logrado de visita en la jornada 2.

El partido se trabó. Alebrijes empezó a morder en mediocampo y cortó las conexiones de Loros. La pelota dejó de llegar a Arcadio García y las llegadas disminuyeron.

Cuando menos se esperaba de parte de la visita, una llegada sorprendía a Tejeda, en la primera intervención del arquero colimense. Diego Jiménez, de los hombres con más experiencia en el campo, remató solo dentro del área, dando uno de los avisos más importantes a la defensiva local en el primer tiempo.

Poco duró el gusto de los locales en la segunda mitad. Alejandro Pérez, DT visitante cambió el discurso del juego con un gol de vestidor. Justo al minuto 2 del complemento, Alebrijes aprovechó una diagonal que recorrió toda el área y fue bien respondida con un disparo de Jesús Lara, a la esquina baja del primer poste defendido por Tejeda.

Con base en un disparo sacado de la nada por parte de Mañón, Loros intentaba en el primer tercio de la segunda parte, sacudirse el apremio en el que lo había puesto Alebrijes. Un duelo que se intensificó conforme se fue acercando la recta final del partido. Había pocas sensaciones de peligro de parte de alguno de los equipos, la pelota se encontraba atascada en el mediocampo, donde el visitante se convirtió en el dominador.

Diego Jiménez demostró su prosapia en un contragolpe mortal a 6 minutos del final. La defensiva de Loros, que sigue dando de qué hablar para mal, le dio demasiadas concesiones para que definiera de zurda y pusiera la ventaja visitante. 

Loros intentó en los últimos minutos, pero la pólvora seca de Víctor Mañón se quedó en Morelos. Esta tarde no se hizo presente el que resulta la esperanza de goles para los colimenses.

Del joven agredido, se desconoce la gravedad de sus lesiones y el club no ha dado un posicionamiento oficial al respecto.

Comentarios

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *