CON MUCHO GUSTO, TE LO EXPLICO OTRA VEZ

Una y otra vez hemos escuchado a Hugo López Gatell repetir pacientemente esta frase durante las tardeadas organizadas para darnos a conocer los avances de la pandemia. Se lo ha dicho, lo mismo a reporteros malintencionados que a otros, tontos que, sin entender, preguntan lo mismo una y otra vez, o a los que no registraron la respuesta unos días o unos minutos antes. Difícil labor la del médico porque su única función no es la de vocero. Lo más difícil es la conducción de la lucha en contra de la pandemia. 

Y si algo debe desgastar, lo es luchar contra la pandemia y al mismo tiempo, lidiar con gobernadores necios, ignorantes y petulantes que tratan de repartir sus propias culpas y descargarse contra López Gatell a quien acusan de una mala conducción de esa lucha. Es cierto, los resultados son malos y hay básicamente tres razones que los explican:

Los gobernadores que ahora lo acusan, no se han dejado guiar por la ciencia y por tanto, por las indicaciones de la Secretaría de Salud. El sistema de salud se encontraba desmantelado por la ausencia de inversiones y contratación de personal durante décadas. Los intereses políticos y económicos que se ventilan durante esta etapa de ataque del virus. 

Me explico:

Muchas veces hemos sostenido que muchos gobernadores y alcaldes han aprovechado las circunstancias para grillar y tratar de alzarse con una ventaja política. Esos acusan al Subsecretario de ignorancia y claro, los gobernadores tienen un secretario de salud que debiera ser experto en temas de salud pública. Detengámonos en Colima. ¿Quién toma las decisiones en materia de salud? Si las toma el caprichoso Peralta o la Secretaria de Salud, da igual. Cada uno de ellos, no entiende ni jota de lo que está pasando. 

Y el Subsecretario ya les advirtió que no ajustase al semáforo de riesgo epidémico les puede significar que incurran en responsabilidad, incluso penal. Y como cada uno de esos gobernadores se siente prima donna, reaccionan contra López Gatell, hasta con histeria. 

El colapso del Sistema de Salud fue obra del neoliberalismo, etapa en la cual, la salud o el bienestar en general, nunca tuvieron prioridad. De pronto se dieron cuenta de su error y ahora, tratan de culpar a otros. Peralta es uno de esos tecnócratas neoliberales que se coordinaron para acabar, entre otras cosas, con el sistema público de salud. Sólo buscaban lucrar y enriquecerse con el presupuesto destinado a la salud. Ahora, allí está su factura, pagada con sangre de otros. 

López Gatell se ha lanzado en contra del consumo de bebidas azucaradas y de alimentos ultraprocesados, por ser causantes de la prevalencia de diabetes, hipertensión y obesidad, que han ocasionado el altísimo nivel de mortalidad entre los infectados. Y son empresas muy fuertes, las que por defender sus intereses van en contra de quien sea si les afecta a sus pesados bolsillos, y pueden comprar voces, como las de algunos gobernadores y no sólo las de textoservidores, para golpear. 

Exigen a López Obrador respeto a la libertad y soberanía de sus entidades pero se entrometen en el gobierno federal al pedir la baja de López Gatell. No son capaces, algunos de ellos, de nombrar un secretario de salud adecuado a las circunstancias y quieren que el Gobierno Federal prescinda de un experto prestigioso. Mueven a la risa. 

Los nombres de algunos de los gobernadores antifederalistas han sido mencionados en algunas de las investigaciones judiciales en curso, tanto en México como en los Estados Unidos. Tal es el caso de Peralta en la Operación Safiro. Entonces, ¿es una acción distractora? Quieren medir fuerzas con el Gobierno Federal para, en su desesperación, tratar de salvar sus pellejos. 

Tres de ellos, los que dicen gobernar Guanajuato, Jalisco y Colima, hace apenas unos cuantos días, temblaron, sudaron y tartamudearon ante la presencia del Presidente de la República, y lo hicieron en sus propios territorios y López Obrador les dio un manotazo en la mesa. El puerto de Manzanillo ahora es administrado por la Secretaría de Marina y no por alguien afín al Gobernador. Pareciera que ahora buscan que el Gobierno Federal dé marcha atrás o que el Gobierno Federal no continúe su camino. Si es pasión, que se les olvide. En asuntos como éstos, será difícil encontrar a alguien más necio que López Obrador. 

Me dijo un buen amigo que Peralta es como la Bikina, orgullosa y altanera. Y es cierto. Pero además, no entiende. Se ha llevado más de un palo por enfrentarse al Presidente, y continúa con su falso orgullo y con su altanería de pacotilla. Y durante esta pandemia que no ha sabido gestionar la salud de los colimenses, no ha sabido protegernos, deja a los colimenses, sus gobernados expuestos a un peligro mayúsculo. No se vale. Un individuo con sus problemas mentales y su falta de honestidad profesional y política no debiera continuar en su puesto (más, nunca debió ocuparlo). No tiene capacidad para gobernarnos. Dudas al respecto no existen y eso explica los bajísimos niveles de aprobación y aceptación entre los colimenses. Lo único que le interesa es endeudarnos y no le ha importado recurrir a cuanta práctica marrana ha tenido a su alcance. 

Haber tenido la posibilidad de hacerse de votos en el Congreso para obtener ilegalmente la autorización para endeudarse le significó gastar un capital político que no tenía. Esa es otra deuda que, de paso, también adquirió (y no tendrá forma de pagarla). Pero no entiende. 

Un cargo electo, igual que un funcionario público debe hacer solamente lo que la ley le ordena, a diferencia de un ciudadano que puede hacer todo lo que quiera, con excepción de lo que la ley le prohíbe. Estos expertos constitucionalistas no se han dado cuenta que incurren en varias faltas. Además de la descrita, la Constitución prohíbe expresamente la existencia de una coalición de gobernadores como la que ellos han hecho. Así nos ponen el ejemplo de cómo cumplir con la ley. Y quieren que les hagamos caso, cuando carecen de autoridad moral.

Así, el juntador de letras se pregunta ¿En verdad pensarán estos niños héroes, ejemplares gobernadores que les va a hacer caso el Presidente de la República y va a correr a López Gatell? Si lo creen, Dan lástima. Y si no lo creen, ¿por qué lo hacen? Otra vez habrá que citar a López Obrador: Lo que no suena lógico, suena metálico. O les ordenaron sus antiguos y verdaderos amos, o lo hicieron los poderosos empresarios enemistados con el Subsecretario. Como decían los comaltecos antiguos: De todos modos, Juan te llamas. 

Y para estos gobernadores, y para todos los lectores de esta columna, los científicos sostienen que si escuchamos la música de Mozart, seremos más inteligentes. CON SAL Y LIMÓN, les recomienda que hagan el esfuerzo por escucharla. 

Y a cada uno de los gobernadores antifederalistas, les diría, si no lo entendiste, como López Gatell, con mucho gusto, te lo explico otra vez. 

Es todo. Nos encontraremos pronto. Tengan feliz semana. 

Comentarios

Un comentario

  1. I’m really impressed with your writing abilities and also with the layout on yourweblog. Is that this a paid subject or did you modify it yourself?Anyway stay up the nice high quality writing, it is uncommon to looka nice weblog like this one today..

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *